Este documental filmado en Ecuador, empieza en el océano, atraviesa las montañas y desciende en la selva. Una experiencia atemporal a partir de imágenes de personas y paisajes a la espera de ser observados. A través de cuadros fijos se develan espacios de espera, de memoria, de trabajo, de sueños y de estar.

Mostrando un resultado